En estos días atrás, ep rico p pobren los que estuve de descanso, aproveché para realizar esta lectura que tenía pendiente desde hace tiempo y que por un motivo u otro iba aplazando. “Padre rico Padre Pobre” era una lectura que en principio no me atraía demasiado ya que me daba la impresión de que sería demasiado simple y que me aportaría bastante poco, pero sus continuas referencias por los foros y blogs de inversión hacía que la considerara como lectura obligatoria al menos para conocerla. Debo decir que me ha sorprendido gratamente y el autor, sin duda, es un referente a tener en cuenta.

Padre Rico Padre Pobre cuenta la historia de Robert T. Kiyosaki, de como consiguió montar su imperio partiendo de cero y siguiendo los consejos del que considera su “padre rico”, el padre de su amigo Mike, sin carrera universitaria y con una mentalidad totalmente enfocada a la educación financiera para afrontar la vida. Por contra su verdadero padre, el padre que sin ser pobre lo califica como tal, que teniendo un extenso currículum de formación universitaria y un buen sueldo por su trabajo en buenas universidades no llega demasiado lejos económicamente hablando.
El libro es bastante sencillo de leer y no es nada extenso, en mi caso que soy un poco fatiga, lo leí dedicándole varios ratos al día durante 3 días. En absoluto se necesita conocimientos de finanzas para poder leerlo, lo considero acto para todos los públicos y muy útil para quien ni siquiera se haya planteado el tema de inversiones jamás. Sin duda puede ser un libro que cambie el modo de ver las cosas a aquellos que no conozcan otro mundo que el del trabajo laboral para obtener un sueldo a cambio. Es posible conseguir dinero sin necesidad de depender de un trabajo el resto de nuestras vidas y así lo describe y explica el libro.
Lo que más me ha llamado la atención del libro es corroborar, como todos ya sabemos, el interés general a nivel mundial de no impartir ese tipo de conocimientos y educación financiera en las escuelas. “Parece” que todo está organizado para que el sistema capitalista fluya sin problemas y que el rebaño sea educado y cumpla fielmente su destino de producir para los poderosos que lideran el mundo. Siempre es positivo leer relatos de aquellos que desafiaron al sistema y consiguieron escapar por medios propios obteniendo la independencia financiera que todos deseamos.
Uno de los puntos más destacados del libro es el lema de “págate primero a ti mismo y luego a los demás”. Organizar tus finanzas de modo que seas tú el primero en tomar la parte del pastel que te corresponda. Lo más común en las economías domésticas es abarcar todos los gastos de recibos que tengamos, comprar algunas cosillas para el hogar y a final de mes si hemos conseguido ahorrar algo pues para la hucha, Robert Kiyosaki señala la importancia, la cual comparto al 100%, de que el proceso debe ser al contrario.
Otro punto fuerte del libro es la importancia de educar a nuestros hijos con una mentalidad sana en temas financieros, huir de la deudas para tener opción a esos ahorros que nos permitan poder comprar activos que nos generen las rentas necesarias para conseguir la libertad financiera. En definitiva, ser pacientes, usar la cabeza y regalarnos nuestros juguetes ( coches, motos, viajes, la gran pantalla plana de LED, etc…) con los frutos de nuestras inversiones y los ingresos pasivos que nos aporten.
Sin duda este libro me ha aportado una dosis de optimismo y ganas de seguir trabajando en el campo de las inversiones. Me ha aportado un enfoque amplio de como conseguir la independencia financiera y la necesidad de salirse de lo tradicional para llegar al éxito. Como dice una frase que me gusta bastante: “si quieres ser diferente no hagas lo mismo que el de enfrente”.
Con todo esto tampoco nos engañemos, según el autor Robert Kiyosaki, a pesar de estar formándose desde los 9 años, él no consigue su independencia financiera hasta los 47 años, pero claro!! también su nivel de independencia financiera no es precísamente el de un salario justo para cubrir los gastos cotidianos del mes, Robert Kiyosaki debe ganar algo más que eso y ya se mueve entre los grandes. Como dije al comienzo de la entrada, es un buen referente a seguir.
Por  mi parte tomaré algunos de los consejos que se ofrecen en el libro y tendré la mente activa y abierta, seguiré formándome en campos en los que aun no tengo apenas conocimientos, y por supuesto continuaré trabajando para mí con el objetivo de algún día no tener que depender de un empleo que me dicte como y cuando debo trabajar. La independencia financiera es el premio para todos aquellos que la buscan con disciplina y trabajo consistente. Invierte tu tiempo en ti, compra activos que te generen rentas y sé paciente. El nivel de riqueza lo elige cada uno, solo debes seguir los pasos adecuados.
Tú eliges en que lado del sistema deseas estar, en el de los ricos o en de los pobres.
También puedes leer mi impresión sobre Niño rico Niño Listo otra obra de Robert T. Kiyosaki. Pulsa aquí.
Saludos desde el sur de España, Raúl7566.