Seguiendo a las masasHoy me gustaría que comentar la típica historia que se repite una y otra vez con el sentimiento de mercado entre los ciudadanos que lo más que saben de las bolsas es lo que ven por las noticias, los periódicos o lo que escuchan por los programas de radio y, con eso les basta para aventurarse a especular en sus primeros valores con los ahorros que consiguieron trabajando cada día para un sistema que nos tiene en cierto modo manipilados. Este sentimiento suele ser bastante útil para saber si estamos en momentos de compras o de ventas, podemos sacar conclusiones muy interesantes con este pequeño detalle.

Cuando las bolsas llevan años alcistas

Como anécdota puedo decir que hace año y medio más o menos algunos compañeros de trabajo comenzaron a picarse entre ellos comprando acciones y vendiéndolas a las pocas semanas e incluso a los pocos días con plusvalías.

Las bolsas estaban de euforia y lo más sencillo tras comprar era obtener plusvalías, hasta el más tonto podía ganar dinero en esos días, solo era cuestión de echarle ganas y algo de valor para entrar en un mundo totalmente desconocido para la mayoría.

El caso del compañero A

El primero de mis compañeros, lo llamaremos compañero ‘A’, comenzó con la salida a bolsa de AENA.

Aparece en escena el típico banquero de turno, que por mandato superior debía ofrecer el valor a sus cliente sí o sí, independientemente del nivel formativo que poseyera dicho cliente, eso ya lo conocemos todos. Bueno, la verdad que mi compañero ‘A’ tuvo una feliz aventura y a pesar de abandonar el valor de AENA precipitadamente obtuvo un buen rendimiento.

Luego probó suerte con otros valores y tampoco le fue mal.

Él se preocupó de informarse por aquí y por allá, me preguntó a mí también sobre donde podría conseguir buena información sobre lo que hacía y se molestó en crearse una pequeña base. Dedicó tiempo a entender qué estaba haciendo y tomó sus propias decisiones.

Actualmente este compañero ‘A’ está dentro de un par de valores con minusvalías latentes pero no duda en que es momento de seguir ampliando su cartera, en ningún momento se le pasó por la cabeza vender esos activos en minusvalías. Digamos que ha pasado de una estrategia especulativa a una “Buy&Hold” por necesidad jeje!!!

Estoy convencido de que cuando entre en plusvalías dejará de ser “Buy&Hold” para volver a ser especulador. Evidentemente pongo buy&hold entre comillas porque realmente él no lo es. No veo nada de malo en su plan. Cada cual toma su camino, lo importante es saber cual es el camino.

El caso del compañero B

Ahora os cuento la otra cara de la moneda, otro compañero, el compañero ‘B’ fue el seguidor de las masas.

Vio que tras varias compras el compañero ‘A’ estaba ganando dinero y como él tenía unos pequeños ahorros tuvo la genial idea de apostar todas sus cartas a un solo valor. El motivo de la inversión del compañero ‘B’ era que su compañero ‘A’ iba a comprar un paquete de acciones de OHL, de modo que ese motivo le fue más que suficiente para unirse a la fiesta de optimismo en las bolsas.

El compañero ‘B’ invirtió todos sus ahorros de varios años comprando algo porque un compañero suyo también lo compró. Dicho así de rápido parece de risa pero así actúan las masas y a los grandes eso les encanta.

¿Cómo acabó todo?

Bueno, no es noticia que OHL sufrió y sigue sufriendo caídas que superan el 50%. Mi compañero ‘A’, gracias a que dedicó tiempo a su formación, supo salvar la situación usando la ampliación de capital que se realizó en 2015 y con algo de gestión del capital pudo salvar los muebles.

El compañero ‘B’ que se limitó a copiar la “señal de entrada” y perdió más de la mitad de los ahorros que estuvo acumulando durante un algún que otro año. Evidentemente el compañero ‘B’ no quiere ni oír hablar de la bolsa jejeje! dice que eso es para los que tienen mucho dinero.

Detalles de la situación por 2015:

Por entonces la euforia en las bolsas se podía palpar en las calles, gente que jamás se lo había planteado ahora quería comprar acciones. En los foros todos hablaban de un Ibex en los 14.000 cuando apenas pasó de los 12.000.

¿En que situación estamos hoy? Son muchos los que me preguntan . . . “¿qué raúl? ¿cómo van las bolsas? ¿muy mal, no?” . . .

 

Bueno, el cambio de actitud en la gente de a pie es significativo, ahora “nadie en su sano juicio” se metería a comprar acciones. Todos me preguntan por el Brexit y todos opinan con demasiada facilidad.

Yo no soy adivino y no sé cuando comenzarán a subir las bolsas, solo sé que las bolsas americanas están bien arribita y supongo que algún día deberán bajar algo . . . o quizás no!!!.

Quizás venga Trump y la líe con alguna guerra, no lo sé. Ni soy adivino ni pretendo serlo, solo me limito a ver posibilidades ajustando mi plan en base a ellas y siendo plenamente consciente de que la posibilidad de que algo ocurra no implica que vaya a ocurrir.

La posibilidad de que algo ocurra no implica que vaya a ocurrir. Clic para tuitear

Lo que sí sé es que si América baja, Europa bajará y el Ibex35 no será menos.

Estamos rondando los 8.000 puntos en el Ibex 35 y no sé si seguiremos cayendo hacia los 6.000 puntos. No sería algo que me sorprendiera demasiado si llegara a ocurrir.

Lo que tengo claro es que todos los que no entienden me dicen que las bolsas están fatal y eso es clara señal a tener en cuenta para determinar si es buen momento para comprar y seguir acumulando valores en nuestra cartera.

Otra inquietud que tengo es que los valores más fuertes de nuestro Ibex, ejemplo de Enagás, Red eléctrica, Inditex, están cerca de sus máximos.

Conclusión Final 

Son muchas las dudas que me entran al pensar si el Ibex bajará a los 6.000 puntos, si se mantendrá lateral unos años o si se volverá alcista.

En lo que no tengo dudas es que tenemos valores dentro de nuestro indice nacional que ofrecen rentabilidades por dividendo superiores al 5% cuando la renta fija está prácticamente muerta y los depósitos de los bancos son la peor de las huchas.

Yo mientras pueda, a estos niveles del Ibex 35 o a los que sea, seguiré buscando buenos valores con buenos fundamentales y buenas rentabilidades.

Seguiré añadiendo activos a mi cartera.

¿Y tú? ¿cómo vez el panorama?

Puedes comentar tus impresiones en la sección de comentarios y también puedes compartir esta entrada con los botones de redes sociales, con ello ayudas a que algunos no cometamos determinados errores que por desgracia y para disfrute de los de siempre, son muy frecuentes.

Sin más me despido hasta la próxima. Un saludo desde el Sur de España, Raúl.

.