descanso¡El descanso, que gran amigo!
He pasado 10 días de vacaciones y vuelvo con las pilas recargadas al 500%. Antes de salir de viaje tuve la intensión de hacer una entrada dando mi opinión y mi experiencia sobre estos descansos que tanto bien nos hacen cuando practicamos trading intradía o cualquier actividad que implique cierto grado de estrés. Por motivos personales me fue totalmente imposible redactar dicha entrada de modo que aquí os la dejo tras mi merecido descanso.

Cuando descubrí el mundo del trading y de la bolsa me ocurrió, seguramente lo mismo que a otros muchos. Mi interés por conocer todo lo posible de este campo me llevó a dedicar casi más horas de las que podía ofrecerme el día. Quería avanzar rápido y estudiaba de Lunes a Domingo más de 5 horas diarias en bastantes ocasiones incluso más de 10 horas al día, todo me resultaba apasionante y deseaba a toda costa seguir aprendiendo algo nuevo en cada minuto.  Los primeros meses, quizás más de un año, apenas reparé en los descansos y en dedicar tiempo a los míos, a los que me quieren. Hoy en día veo que fue un error aunque por suerte no me trajo consecuencias negativas demasiado graves.
Alexander Elder en su popular obra “Vivir del Trading”, una de mis primeras lecturas, hacia una comparativa que en mis comienzos me resultó bastante llamativa e incluso me llegué a sentir incómodo. Él habla de alcohólicos anónimos y sus día a día y los relacionaba con el mundo del trading. Poco a poco, a medida que yo iba sintiendo la “necesidad” de seguir inmerso en el mundo del trading todas esas sabias palabras de Alexander Elder iban tomando significado y lógica. Comenzaba a aparecer mi problema y siempre estaba deseando hacer algo relacionado con el trading. Mi familia durante un tiempo pasó a segundo plano. ¡Pero ojo! el asunto me duró poco ya que no me gusta estar a merced de un descontrol tan destructivo. Desde el día que noté que los míos pasaban a segundo plano y el trading junto con el mundo bursátil ocupaba casi el 100% de mi tiempo decidí tomar medida y como con cualquier actividad laboral establecí unos horarios y días de descanso.
Os comento todo esto para que valoréis la importancia de los descansos y de las vacaciones aunque no las deseemos en principio, igualmente debemos valorar nuestro entorno social y no aislarnos del mundo a causa del trading, debemos estar atentos ya que aunque parezca cosa que no va con nosotros, este aislamiento que puede provocar el trading es bastante más común de lo que podamos creer.
En mis comienzos, como os he comentado deseaba estar conectado a todas horas y seguir aprendiendo, pero para poder seguir disfrutando de mi familia y de mí mismo decidí lo siguiente:
1.- Establecer un horario diario fuera de las horas más favorables en la operativa intradía de mercado en las que me ocuparía sí o sí de mis labores cotidianas.  ¿Qué ocurre cuando uno no dedica este tiempo? Pues que comienzan a entrar remordimientos como cuando uno debe ir al gimnasio y no lo hace hasta el último momento. Al final una actividad tan estresante como el trading la vas realizando con esa intranquilidad de saber que deberías hacer algo que no estás haciendo, el trading se ve afectado y si sumas a eso un mal día de trading favorecido por todo lo anterior, el sentimiento de culpabilidad por no hacer lo que debías, añadido a la frustración de principiante por un mal día de trading, acaba dando como resultado una situación emocionalmente poco recomendable. SOLUCIÓN: Pues tan sencillo como lo comentado: establecer un horario para las obligaciones, solo así tendremos un trading “relajado” y con mayor probabilidad de éxito.  El descanso es necesario para ordenar nuestro día a día.
2.-  El fin de semana el mercado está cerrado, es absurdo querer seguir conectado incluso Sábado y Domingo para seguir absorbiendo información. Si estuviste de Lunes a Viernes dedicando a lo que es tu gran vocación, date un premio y descansa el fin de semana. Haciendo esto solo conseguirás cosas positivas. Comenzarás el Lunes con la mente despejada y relajada, el estrés de la semana debe quedarse atrás. El Lunes borrón y cuenta nueva. Durante el Sábado y Domingo disfruta de los tuyos, familia o amigos, y si no pudieras pues vete a dar un buen paseo pero oblígate a desconectar de los mercados. El descanso es necesario para comenzar la semana relajado y con la mente despejada.
 
3.- Si en un día cualquiera tengo una sesión de trading (un día de trabajo) bastante estresante, tenemos la envidiable opción de decidir que al día siguiente no se trabaja. Esto es bastante importante ya que a menudo un día con pérdidas suele crear la sensación de que tenemos la obligación de al día siguiente no perder de nuevo. Esto puede provocar algo bastante negativo ya que comenzaremos a tradear con la idea de que no podemos perder y eso no es nada bueno. Es mejor tomarse un día de descanso que además podremos aprovechar para realizar tareas atrasadas que no tengan nada que ver con el trading. Con esta dinámica desconectaremos de días malos para poder sentarnos y operar enfocados en buscar buenas entradas y no en “no perder hoy de nuevo”.  El descanso es necesario para evitar el comportamiento autodestructivo en nuestra operativa y poner al día nuestras obligaciones fuera del trading, ya sean familiares, personales o laborables.
 
4.- Navidad y semanita de verano. Lo primero en mi vida es mi familia, luego estoy yo y en tercer lugar toda actividad, que sin descuidarla, deba realizar para proteger el bien estar de lo primero, es decir, de mi familia. Tanto en periodo navideño como en verano procuro salir unos días de vacaciones con la familia. En estos días evito a toda costa conectarme a la red, incluso me olvido del móvil. Esto el primer año me costó bastante sacrificio pero actualmente cuando salgo de vacaciones con la familia no me supone ningún esfuerzo meter el móvil en un cajón y desconectar de “todo”. Pongo comillas a “todo” porque desconecto de todo el estrés que este trabajo o afición me supone pero mi mente sigue activa, descansando pero activa y me gusta pensar en como poder mejorar en el mundo de las inversiones mientras tomo plácidamente el Sol. El descanso es necesario para disfrutar de tu familia, dejar que ellos disfruten de ti y a la vez recargar las pilas al 500% para volver a la rutina con ilusión, ganas y nuevos objetivos para cumplir.
 
Estos son 4 puntos que yo los tengo encuadrados dentro de la disciplina que requiere el trading. Para mí son totalmente necesarios a la vez que sanos tanto para mi operativa como para mi vida social y mi desarrollo como persona. Si estás comenzando en el mundo de los mercados sería interesante que los tomaras como consejo de buen amigo e incluyeras en tu rutina algo parecido. Este es un oficio que puede requerir de tanto tiempo como queramos darle ya que es prácticamente imposible absorber todo el conocimiento existente sobre los mercados aunque dediquemos una vida completa. De modo que recomiendo que seamos prácticos y por poderosa que sea la pasión que sintamos por los mercados no dejemos que nos dominen y nos destruyan como personas. Los mercados cambiaran nuestras vidas pero procuremos que sea para bien y disfrutemos de los resultados tanto nosotros como los nuestros.
Saludos desde el sur de España, Raúl7566.